lunes, 13 de febrero de 2017

Reseña: Jane Eyre de Charlotte Brontë





Título: Jane Eyre
Autor: Charlotte Brontë
Editorial: Alba
Género: Clásico lit inglesa
Núm págs: 696

Sinopsis
De Jane Eyre (1847), ciertamente una de las novelas más exitosas de estos dos últimos siglos, solemos conservar la imagen ultrarromántica de una azarosa historia de amor entre una institutriz pobre y su rico e imponente patrón, todo en el marco truculento y misterioso de una fantasmagoría gótica. Y olvidarnos que, antes y después de la relación central con el abismal, sardónico y volcánico señor Rochester, Jane Eyre tiene otras relaciones, otras historias: episodios escalofriantes de una infancia tan maltratada como rebelde, años de enfermedad y arduo aprendizaje en un tétrico internado, estaciones de penuria y renuncia en la más absoluta desolación física y moral, inesperados golpes de fortuna, e incluso remansos de paz familiar y nuevas —aunque engañosas— proposiciones de matrimonio. Olvidamos, en fin, que la novela es todo un libro de la vida, una confesión certera y severísima —rotundamente crítica— de un completo itinerario espiritual, y una exhaustiva ilustración de la lucha entre conciencia y sentimiento, entre principios y deseos, entre legitimidad y carácter, de una heroína que es la "llama cautiva" entre los extremos que forman su naturaleza.
Carmen Martín Gaite ha rescatado el vigor, la riqueza y la naturalidad expresiva de un texto un tanto desvirtuado por la popularidad de sus múltiples versiones. Gracias a su traducción, hecha ex profeso para esta edición, quien creyera conocer esta novela, al leerla de nuevo, más que recordarla, la descubrirá.

Opinión

El pasado mes de enero decidimos optar por algo distinto en el Club de lectura del que formo parte y la idea de un clásico se fue imponiendo, siendo Jane Eyre la elegida.  


Ver como compañeras que nunca lo habían leído se acercaban a el  y otras descubrían que los clásicos no son tan temibles (o por lo menos no todos) ha hecho de esta, una experiencia maravillosa.  De nuevo he de dar las gracias a todas ellas por hacerme pasar unas horas tan gratas.  Aquí podréis leer sus reseñas, bajo el banner de la lectura.

Jane Eyre lo leí por primera vez mas o menos con dieciséis años, en la época en la que me dio por su compañera Cumbres borrascosas, algunos de Jane Austen y libros que tenía por casa de amores torturados.  Mi primera edición estaba ya tan hecha polvo que, cuando salió esta de Alba traducida por Martín Gaite, mi hermana me la regaló por un cumpleaños.  Desde entonces la guardo como uno de mis mayores tesoros.

Esta siempre ha sido una de mis historias favoritas por muchas razones, su narración es una de ellas.  La autora distingue claramente tres momentos de la historia, no solo por la trama.  El modo de narrar es diferente, los paisajes, el tono, los colores, las palabras, el ambiente.  Es todo tan claro que uno puede abrir el libro y saber, con un párrafo que lea, donde está, cómo se siente la protagonista  y si su corazón ha sido dañado ya.  Esa es una de mis cosas favoritas de la novela, ese uso de paisajes y ambientes tan de la época y que Charlotte Brontë usa de esa manera especial.


Dicen que la novela es profundamente feminista, algo que sorprende a mucha gente por el año en que fue escrita,  pero por mi parte nunca he pensado en la novela en esos términos.  No soy de poner ese tipo de etiquetas a los libros, aunque entiendo que la vean así ya que siempre me ha parecido que apostaba por la libertad del ser humano (aunque si lo piensas bien, al fin y al cabo el feminismo ¿no acaba siendo eso? libertad e igualdad).  Jane busca ser libre, ser valorada por si misma, por su mente y Rochester, quiere un igual al que poder amar sin esos adornos propios de una sociedad, que valora más lo superfluo que otra cosa.  Siempre sentí a ambos como dos seres atrapados, sin importar su sexo. 

Jane y Rochester son dos personajes complejos, no son perfectos ni hermosos.  La autora no nos presenta prototipos ideales a los que adorar.  Ella a veces es pelín soberbia, sabe de su inferioridad en cuanto  a belleza, pero no se corta a la hora de jactarse de su superioridad intelectual (a veces, algunas cosas que dice me parecían incluso prepotentes, pese a tener razón).  Rochester no es ese hombre encantador de maneras educadas, a veces es realmente desagradable con ella, pero es esto lo que le hace auténtico.  
Son dos personas que confían la una en la otra, que saben que esa confianza es lo que necesitan  y que un halago falso romperá lo conseguido. Incluso la declaración de Rochester, dentro de su poesía, carece de ese apasionamiento que muchas lectoras pueden buscar.  Él simplemente la necesita, ha llegado a sentirse tan cerca de ella como igual, alguien con quien puede ser él mismo que teme desaparecer si ella se va.  No hay explosiones pasionales, ni nada de eso, simplemente sentimientos tranquilos y ciertos. 

Releerla con el paso de los años te da una visión distinta, ves cosas que antes se te escapaban, o las ves de otro modo.  Los clásicos tienen ese efecto, supongo.  Lo que antes te parecía el colmo del romanticismo ahora lo ves como algo mas sereno, mas asentado.  La historia de Rochester toma otra dimensión y quizá entiendes el trasfondo de otro modo, lo que implicaba socialmente, la crítica que había detrás.
Del mismo modo, aprecias las diferencias entre Jane y su primo, sus caracteres aparentemente parecidos y tan diferentes en el fondo.  La capacidad de perdonar de una y el fanatismo del otro.  La importancia de la religión en la novela frente a la importancia del ser humano.
Te das cuenta de los destinos opuestos que guarda a las primas de la protagonista, a las primas Reed que participaron en su torturada niñez y a las nuevas que dieron luz a su vida.  Son dos destinos distintos, atados en cierto modo a las normas sociales pero con finales opuestos.  Algo que da que pensar sobre la intención final de la autora.  

Desde luego, Jane Eyre conviene revisarla de vez en cuando, no dejarla en la estantería solo como una “bonita historia de amor”, hay más, mucho más en sus páginas.  Las Brontë eran mujeres peculiares y eso se refleja en cada una de sus historias.  Estas, al igual que sus vidas, no son sencillas.

Siempre recomendaré esta novela.  Y claro, siempre recomendaré un clásico.

Estantes de papel

21 comentarios:

  1. ¿Puedes creer que no la he leído? Lo sé, no tengo vergüenza. Y eso que en casa de mis padres está que yo sepa desde siempre, porque era de mi madre de adolescente. Pero vi una vez un trocito de peli (como dos minutos) que me acojonó y ya no quise leer el libro. Ahora que ya estoy en la (ejem) mediana edad, tendría que leerlo aunque solamente fuera por cultura general.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, me ha encantado lo de "mediana edad". Anda ya...
      Tu la lees cuando te pinta y punto. Que mediana edad, ni mediana edad...^-^
      Besines, jovenzuela!

      Eliminar
  2. Por diferentes razones (la novela toca muchos temas, algunos incomodos de leer), siempre hemos sentido que la historia de Jane y Rochester era mucho más que una historia romántica. Había momentos en que todos los personajes nos repelían y otros que daban calidez a la escena. Quizás, cuando la leímos, buscábamos un todo perfecto que no encontramos. Suponemos que por eso no la hemos vuelto a leer, pero quizás necesita que la releamos de nuevo.
    Muchas gracias, Cris.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entiendo que es una historia que puede chocar por muchos motivos y que a veces no encuentras el momento de leerla. Eso me pasó la segunda vez que leí Cumbres, que para mí puede ser mas desagradable que esta, ya ves.
      Nada, pues si la leéis espero que esta vez podáis con ella y si no, pues a otra cosa. El mundo no se hunde.
      Besines guapas

      Eliminar
  3. ¡Hola!
    Voy a ser sincera, he pasado muy de puntillas por tu reseña. ¿Por qué? Porque quiero leerme esta historia cuanto antes mejor y no quiero que mi opinión hacia ella esté condicionada ni para bien ni para mal jaja Este año quiero leer más clásicos y este es uno que no me quiero perder bajo ningún concepto :)
    Un besazo enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo primero es darte las gracias por pasarte y comentar pese a que la vas a leer pronto. Muchas gracias, de verdad ^-^
      Y después, desear que te guste la novela, que la disfrutes mucho. Es una gran historia que merece la pena.
      Pero si no te gusta, no te rindas con los clásicos ¿vale?. Otro habrá que te hará disfrutar
      Muchos besos!

      Eliminar
  4. Me gustó mucho este libro aunque Jane a veces es un poco petardete como protagonista.

    Por cierto soy Pérfida
    Un saludo coleguita

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!
      Cierto, Jane podía ser pelín prepotente a veces, pero se la perdona.
      Por cierto, lo que me río con tus cosas...
      Besos

      Eliminar
  5. Hola! Este es uno de los pocos clásicos que no conozco prácticamente nada y creo que me ha enganchado. Estoy teniendo actualmente un problema con un clásico que me estoy demorando mucho más de lo establecido pero creo que no debemos tenerle miedo a los clásicos como dijiste, en general, los lectores lo vemos como más abominables, más difíciles y todo, pero en realidad no es tan así, y se disfrutan igual. Me encanta tu reseña.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!
      Pues eso está bien, adentrarse en la novela sin conocer casi nada es un plus. En la lectura había algunas chicas que ni siquiera habían visto las pelis y ha sido una gozada ver cómo descubrían la historia por primera vez (confieso que me daban envidia).
      Espero que la disfrutes si la lees. Y ánimo con los clásicos que leas, no tengas miedo a dejar el que no te guste y probar con otros, no pasa nada si los dejas ^-^
      Besines

      Eliminar
  6. Preciosa reseña, Cris.
    Lo tengo en la estantería en una bonita edición (un regalo). Espero ponerme pronto con él (si me da la vida, claro)
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ha sido una buena lectura, la reseña no está a la altura de la novela pero se ha hecho lo posible
      Espero que algún día la puedas leer y la disfrutes ^-^
      Muchos besos

      Eliminar
  7. ¡Hola, Cris!
    Sé que siempre cuidas las reseñas, lo que cuentas en ellas y como hacerlo, pero creo que en ésta has dejado mucho más de ti que en otras.
    Y sabes que comparto muchos puntos que dices en la reseña. La narración, el ambiente, la relación entre Jane y Rochester... Siempre es un placer compartir lecturas con quien sabe apreciarlas y descubrirte detalles de ellas.
    PD: No me tengas en cuenta que todavía no la haya terminado (más bien, que la haya dejado parada). Ya sabes cómo soy ;)
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, esta lectura ha sido especial por el libro que era y claro, la reseña tiene su punto.
      Hemos hablado en ocasiones según leíamos (eso ha sigo de las mejores cosas) y se que compartimos opiniones, eso está genial (disentir también, que conste).
      Tu tranquila, acaba cuando veas y si no es posible, pues llegaste hasta donde te fue posible y quizá esa sea tu novela y ya.
      Besines

      Eliminar
  8. Hola!
    Sin duda yo lo releeré, como dices, hay mucho más que una historia de amor, de hecho, para mí es la historia de una mujer que supera muchas cosas, que quiere vivir tranquila y feliz y en medio de todo, hay amor, pero no es lo central...
    Desde luego, leer clásicos en compañía es mucho mejor, jejeje Espero que la siguiente lectura conjutna sea igual o mejor!!
    un beso
    S

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya verás que dentro de un tiempo se ve distinta, crece contigo y ves nuevos matices.
      Me alegra que la disfrutaras. Seguro que las siguientes lecturas serán geniales.
      Ha sido un placer leer con vosotras
      Besines

      Eliminar
  9. hola,
    que reseña mas bonita, ahora tengo ganas de releer el libro jejeje pero me esperare ya hasta el año que viene. Ha sido un gran descubrimiento para mi porque tenia miedo a que encontrarme en esta novela, y es tan dulce y delicada que me ha dejado totalmente enamorada de ella

    besotes

    ResponderEliminar
  10. Hola Cris!
    Es cierto que con el paso del tiempo y relecturas posteriores te permite ver matices de la historia que te habían pasado por alto, en una primera lectura te fijas en la historia romántica, después viene el análisis más profundo con el cual percibes la crítica social, y religiosa.
    Como en otras ocasiones ha sido un placer compartir contigo la lectura, siempre es muy interesante intercambiar contigo opiniones, aporta a la lectura un punto diferente.
    Besos

    ResponderEliminar
  11. Hola...
    Madre mía qué reseña. Cri-cri-cri. Así me quedo pensando en la mía.
    Con respecto a que el libro es una bandera del "feminismo", ese concepto que tanto "me disgusta" por poseer un significado distinto al de su homólogo el "machismo", yo no lo dotaría con ese adjetivo. Como cuento en mi reseña, simplemente he disfrutado con la mentalidad de Jane: me parece actual, moderna, muy abierta. Me parecen valores dificilísimos de poseer en la época en que Brontë escribió la historia y me hacen preguntarme por qué los poseía: ¿una burbuja cultural a nivel familiar o sencillamente una genia-genias?Cómo me gustaría saber...
    Me encanta lo que dices de que Brontë dota de destinos distintos a personajes muy parecidos. A mi la sensación que me da es que "gratifica" y "castiga" a los personajes dependiendo del "camino" que han tomado en sus vidas.
    Un placer leerte.Y me da pena que te vayas!!!!!! NooooOoooo.
    Beso grande.

    ResponderEliminar
  12. Hola Cris!!
    La verdad es que sí, a veces nos da miedo meternos con este tipo de libros por si no nos gustan, porque son clásicos, porque qué dirán, etc. Y tengo que reconocer que lo he disfrutado desde el minuto uno. Ya sabes que no he visto ni adaptaciones, ni series, ni nada, así que iba a la "aventura" y no me arrepiento, porque he encontrado una preciosa novela con dos personajes diferentes a lo que he leído. Me gusta que no sea la clásica historia de amor sino que Jane nos cuente sus miedos y sus anhelos, y es verdad que como romántica empedernida me han faltado más escenas entre ellos (si estuviese con una novela romántica), pero en este libro no me ha pasado...
    Un placer haber compartido lectura contigo de nuevo porque siempre ves cosas que los demás no hacemos. Espero que no sea la última ;)
    Besos :33

    ResponderEliminar
  13. ¡Hola, Cris!
    Qué reseña tan fantástica te ha quedado. Me ha gustado mucho cómo analizas y nos cuentas lo que te ha transmitido la novela.
    Jane y Rochester son dos personajes de ésos que da gusto encontrar, imperfectos pero por ese mismo motivo, más reales. Coincido contigo en que su relación carece de ese apasionamiento que muchas veces encontramos en obras este género, pero en ésta en concreto según iba conociendo a los personajes no lo he echado en falta, sentía que cada uno era justo lo que el otro necesitaba y no precisaban de nada más para ser el compañero de vida perfecto para el otro. Confianza, lealtad, igualdad... me encanta lo bien que se complementan.
    Y la caracterización del resto de personajes no se queda atrás. Qué magnético (¡y peligroso!) resulta el primo de Jane con esa manera tan sutil e indiscutible de imponer sus deseos, dando por hecho que "su" verdad es la que debe prevalecer...
    Ha sido una maravilla descubrir al fin esta novela, confieso que aún algunos clásicos los abordo con cierto respeto pero "Jane Eyre" me ha cautivado de principio a fin. Lo reeleré dentro de un tiempo, seguro.

    ¡Un beso!

    ResponderEliminar

¿Sabías que este blog crece gracias a tus comentarios?.
Opiniones diferentes, o iguales, todas tienen su lugar y
disfruto con cada una de ellas.
Venga, anímate. Hagamos este sitio más divertido
¡Besazos!